La convivencia con animales salvajes a los que hemos acogido en nuestro entorno como mascotas nos ha llevado a limitar algunos factores de riesgo inherentes a sus biologías o sus estilos de vida, por ejemplo los de su capacidad reproductiva. Es muy habitual que perros y gatos se esterilicen para evitar que se reproduzcan y, de paso, hacer algo por retirarles la agresividad y todos los inconvenientes relacionados con el celo.

Patrocina MascotaSana: Todo para reptiles sanos y felices

Colores vivos en un camaleón sano.

Colores vivos en un camaleón sano.

Pero hay otras mascotas sobre las que podemos plantearnos la misma pregunta, por ejemplo, los reptiles ¿La esterilización puede ser una práctica aconsejable en el caso de reptiles de compañía? Si es así, ¿bajo qué circunstancias? Vamos por partes. Veamos los casos de las iguanas y los de los camaleones, y, de paso, los de algunos otros animales salvajes que como reptiles hace tiempo que pueblan nuestros terrarios de casa.

Las iguanas macho suelen admitir bien la castración porque les ayuda a mejorar la convivencia entre ellas. Lo mismo se puede decir de las iguanas hembra. Sin embargo, los camaleones son un caso aparte. Son muy delicados a los que no se les puede exponer a este tipo de cirugías.

Es importante valorar que la esterilización puede estar motivada también por algo muy diferente que evitar la proliferación de animales no deseados o evitar enfrentamientos entre ellos.

Puestas no puestas

Algunas hembras de reptiles que necesitan poner los huevos de su camada no lo hacen porque no encuentran lugares adecuados para las puestas en su entorno. Los huevos, fecundados o no, que no acaban poniendo, les producen una desagradable y dolorosa infección, una peritonitis, y se descomponen en el interior de su organismo.

Los huevos no puestos pueden ocasionar a corto plazo incluso la muerte de la mascota. Ese es un motivo suficiente para que los cuidadores se planteen esterilizar a las hembras y, por extensión, si hay convivencia estrecha, a los machos de la misma especie.

No obstante, bien mirado, tampoco es necesario que existan machos en el entorno de las hembras para que estas desarrollen el problema. Un mecanismo natural producirá huevos en la confianza de que algún macho los pueda fertilizar.

Muchos reptiles, como animales salvajes que son, tampoco están por la labor de considerar a las jaulas como lugares naturales para realizar las puestas. Prefieren la arena, la tierra que puedan excavar, lugares más naturales o naturalizados.

La decisión de esterilizar a un reptil es algo muy serio, no sólo porque la intervención pueda ayudar a controlar la reproducción, sino porque la cirugía es de mayor calibre que la que estamos acostumbrados a ver por ejemplo en perros y gatos domésticos. Se trata de cirugía mayor, la fisiología reproductiva de los reptiles también es diferente, distinta de la de un mamífero.

Profesionales veterinarios

Aún más, no todos los veterinarios que son especialistas en herpetología, la rama de la biología que estudia a los reptiles, pueden estar en condiciones de esterilizar a animales salvajes física y fisiológicamente tan diferentes entre sí como lagartos, iguanas, camaleones, tortugas o serpientes.

Consulte en la tienda de animales donde suela comprar los piensos de sus animales salvajes de compañía, sus responsables sabrán indicarles nombres y direcciones de profesionales veterinarios con experiencia en ese campo.

Y si hablamos de serpientes y de tortugas, ellas también pueden sufrir las consecuencias de las peritonitis por huevos que no han sido puestos. Por si fuera poco, los lagartos y los camaleones no toleran en absoluto la anestesia. En el caso de las tortugas, la opción más recomendada en estos casos es la conservadora, no realizar ninguna intervención que tenga que ver con sus órganos sexuales, éso sí, si no hay verdadero riesgo para la vida del animal.

La consulta de un especialista veterinario es la primera opción recomendada. A partir de ahí, y con toda la información disponible, usted estará en condiciones de decidir sobre qué hacer con la esterilización de su iguana, de su camaleón o de cualquier especie de reptil afín.

Anuncios