Las chinchillas y los conejos son animales de compañía, mascotas sensibles cuya salud y tranquilidad depende de sus cuidadores más de lo que podríamos pensar. Esta que sigue es una pequeña guía con diez consejos sobre qué no hay que hacer con chinchillas y conejos. Diez argumentos relacionados con conejos y diez con chinchillas. Empecemos con estos segundos.

Patrocina MascotaSana: Productos naturales para chinchillas sanas

Si eres cuidadoso y sigues los consejos, tu mascota estrá feliz.

Si eres cuidadoso y sigues los consejos, tu mascota estrá feliz.

– Calor, calor. Dos cosas con el calor y las chinchillas. Estas mascotas no resisten temperaturas superiores a los 25 ó 26 grados. En los peores días del verano, tienen que estar bien ventiladas para que no sufran. Y, además, no pueden estar expuestas al sol, podrían perder la vista.

– Aloe vera. El aloe vera es una planta medicinal que solemos tener en casa, pero no es comida para las chinchillas. Para ellas esa alimentación resulta tóxica. Como lo es también el tratamiento de maderas. Ojo que no las laman. Sus piensos son alfalfa y toda la serie que puedes comprar en una tienda de animales.

– Alturas. Hay una teoría muy controvertida sobre la vista y la exposición de las chinchillas a los accidentes. Se dice que no ven el riesgo de caer cuando se encuentran en sitios altos. No hay consenso sobre esta conducta, pero, por si las moscas, lo mejor es no dejarlas solas en alto.

– Juntando chinchillas. Las chinchillas son animales muy, muy territoriales, sobre todo las hembras. Hay que dejarles espacio cuando se juntan y esperar que se reconozcan. Lo más razonable es ponerlas en jaulas separas y esperar a que se reconozcan durante una semana para luego colocarlas en la misma jaula.

– Diarreas. Las chinchillas manejan muy mal la digestibilidad de algunos posibles piensos de su alimentación. Si se va a a variar de marca de comida o de suplementos, lo mejor es preguntar previamente qué consecuencias puede tener para las chinchillas, en una tienda de animales de confianza y con experiencia en este tipo de mascotas.

– Estreñimiento recurrente. La comida de las chinchillas debe tener suficiente fibra, cuando esto no es así, la consecuencia puede ser un estreñimiento más o menos continuado.

– Cómo sujetar a las chinchillas. Hay sitios del cuerpo por los que no se debe agarrar a las chinchillas. No se deben sujetar por el pelaje, por la cola o por el cuello y ni mucho menos por las orejas. Apretarlos tampoco, podríamos dañar algunos de sus órganos internos.

– Horarios. Respetar los tiempos de vigilia de las chinchillas es muy importante, haciendo todo lo contrario, sólo conseguiremos generarles estrés.

– Libertad bajo vigilancia. Liberar a las chinchillas y dejar que recorran el espacio controlado de nuestra casa es una buena idea para que hagan ejercicio. Eso sí, controlando todo lo que hay alrededor. Retirar todo lo que pueda resultar peligroso.

– Productos de limpieza. Los productos químicos están totalmente vedados para la limpieza de las jaulas de las chinchillas. Acuda a una tienda de animales a comprar el tipo de agente limpiador que no será contrario a la salud de estas mascotas. Y diez, diez ‘evitaciones’ para con las chinchillas.

Ahora nos vamos con otras diez apropiadas para los conejos:

– Conejos y niños. Los niños pequeños no son cuidadores ideales para los conejos. Y es que se trata de animales sensibles y delicados y no son juguetes. Si acaso los conejos pueden estar indicados para niños mayores a los que se les pida y puedan ofrecer verdadera responsabilidad en el trato.

– Veterinarios especializados. Como con todos los especialistas, algunos veterinarios están en mejores condiciones de tratar a los conejos, tal vez no los que se dediquen a cuidar a perros y gatos, sino aquellos especializados en animales salvajes, mascotas exóticas.

– Conejos con espacio propio. Los conejos deben tener su lugar en casa, un espacio propio en el que se sientan confortables. Es muy importante cuidar de esto para que no sientan estrés y se sientan a gusto.

– Protección extra. Cables, textiles, mobiliario y cordones pueden ser parte del entorno naturalizado de los conejos que tengamos en casa y que ellos entiendan como propio. Si no queremos que nos roan todo eso, lo mejor es aislarlos.

– Calor, malo, malo. El calor intenso y continuado y especialmente los golpes de temperaturas altas en verano, como sucede con las chinchillas, pueden tener consecuencias nefastas para los conejo. Ojo con éso.

– Limpieza cuidada. Y lo mismo que decíamos para las chinchillas es válido para los conejos. La limpieza es fundamental. La suciedad motivo de enfermedades.

– Ejercicio. Lo mismo, los conejos como las chinchillas necesitan hacer ejercicio, practicar carreras, desperezarse físicamente y jugar. En las tiendas de animales podrá comprar todo tipo de juguetes que harán las delicias de estas mascotas.

– El pis. Los conejos suelen orinar con frecuencia y hacerlo en lugares bien señalados. Dejarles un cubil con serrín estratégicamente situado en casa para cuando los dejemos sueltos es una buena idea para que también hagan sus necesidades en el lugar correcto.

– Educación. Y esto anterior se refiere a la educación, educación básica. Son animales que pueden aprender mucho, si estamos dispuestos a guiarles.

– Cuidado emocionales. Cuidar a los conejos con delicadeza y cariño y dedicarle parte de nuestro tiempo es una parte también de su salud. De su buena salud en casa.

Anuncios