La alimentación de las aves exóticas está llena de convenientes e inconvenientes con los que se ha de tejer la nutrición de estos animales de compañía. La forma de comer de cada especie, la intolerancia del metabolismo de cada una y hasta la deficiente información que manejan los cuidadores menos introducidos en las variedades de aves, de animales salvajes, pueden dar al traste con la mejor salud de las mascotas.

Patrocina MascotaSana: Productos de primera calidad para aves sanas

La alimentación es clave para una mascota sana.

La alimentación es clave para una mascota sana.

A continuación, vamos a considerar cinco argumentos sobre la alimentación de las aves exóticas de mayor porte que suelen dejarse ver como mascotas en los hogares de este país. Tal vez estos comentarios le ayuden a mejorar la forma en la que alimenta a su loro o a su guacamayo. Comenzamos con un riesgo, los cambios de dieta.

-Asegúrese de que su ave tiene buena salud antes de cambiar de dieta. Aunque resulta tentador cambiar la dieta de su ave por otra mejor que le hayan comentado, es importante cerciorarse de que tiene buena salud previa.

Recuerde que las aves no suelen mostrar signos evidentes de mala salud hasta que están verdaderamente enfermas. Si lo cree conveniente, acuda a un veterinario para certificar que realmente su animal de compañía está saludable. Un chequeo puede ser de gran ayuda. Las pruebas tipo para estos casos son radiografías, análisis de sangre, test de detección para el virus del polioma, análisis de clamidiasis, entre otras.

Una vez que se tiene todo controlado, será el momento de adaptar la nueva dieta con supervisión veterinaria.

-Una dieta a base de granos resulta inadecuada para las aves psitácidas. La mayoría de los loros y guacamayos consumen granos si se les proporciona una alimentación variada. Los granos, que son semillas, son ricos en grasas y contienen partes muy bajas de otros nutrientes necesarios y básicos que garantizan su salud.

También se puede dar el caso de sobrepeso. Si es cierto que periquitos y cotorras se alimentan en exclusiva de semillas, no se puede hacer una extensión de esta dieta y llevarla como decimos a loros y guacamayos, es un grave error. Téngalo en cuenta.

-El riesgo de las semillas fortificadas. A menudo, los propietarios de aves piensan que están proporcionando una dieta mejor cuando se apuntan a comprar en una tienda de animales mezclas de semillas fortificadas. Desafortunadamente, las vitaminas y los minerales están presentes en las cáscaras de semillas, que lamentablemente se desechan cuando el ave la come pelándola.

-Los pelets son una buena base para una dieta, pero sólo la base. Debido a que los pelets son una mezcla balanceada de muchos nutrientes, cada bocado que su ave exótica se lleve al pico contendrá lo que necesita en materia de nutrición.

Los fabricantes de alimentos de aves mejoran constantemente las preparaciones de su dietas prensadas, pero aún así, lo mejor es proporcionar a su ave, además de pelets, verduras frescas, pequeñas cantidades de fruta y toda la alimentación natural recomendada para cada especie.

-Las aves que toman piensos granulados no necesitan suplementos vitamínicos o minerales. A menos que su veterinario especializado en aves recete suplementos por una razón específica, no es necesario, y realmente puede ser peligroso, dar de comer a un ave que come una dieta de pelets o granulada otros suplementos vitamínicos o minerales.

Los pelets contienen tienen ya de por sí proporciones adecuadas de vitaminas para que loros y guacamayos tengan una salud envidiable. La sobrevitaminación es un riesgo serio contra la vida de estos animales salvajes en este caso.

Estos argumentos son cinco de tantos otros que debería dominar para garantizar una buena alimentación de su mascota. No dude nunca en dejarse aconsejar por quien realmente está cualificado para saber de los límites de la nutrición animal de estos animales exóticos, un veterinario con experiencia en ellos.

Anuncios