Los picos de las aves son herramientas de trabajo, instrumentos fabulosos operados con pericia, combinables con las patas y su fuerza, que les permiten entresacar la comida de la forma en la que la obtienen en el medio natural, procesarla, partirla en porciones o ingerirla. Los picos de las aves de muchos animales salvajes son labios a los que la evolución ha desarrollado hasta darles formas y consistencias de lo más variadas.

Patrocinado por MascotaSana: Alimentos sanos para aves sanas

Distintos tipos de picos de aves.

Distintos tipos de picos de aves.

Tal vez esté pensando en adquirir una de las aves de compañía más comunes, canarios, periquitos, loros o guacamayos, o quizás ya disfruta de alguna, en cualquier caso esperamos sorprenderle con un contenido animado a vueltas con las formas y funcionalidades de los picos de las aves. Vayamos por partes, vayamos a las formas principales que de ellas extraeremos utilidades.

-Picos ganchudos. Se trata de aquellos que reconocemos en las rapaces, los que tienen formas de gancho, normalmente con la parte superior del pico más larga y curvándose hacia abajo. Su punta afilada se utiliza para desgarrar la carne y su corto recorrido se traduce en fuerza y menos tensión en su aplicación.
-Picos cortos. Proporcionalmente igual de cortos que los de las rapaces, las aves más pequeñas que se alimentan de semillas como los canarios o los periquitos, presentan apéndices bucales capaces de ejercer mucha fuerza en poco espacio.
Los músculos de la lengua, los faciales y de la cabeza obran el milagro de garantizar un movimiento delicado sobre la comisura de los picos de las semillas más blandas, que han de abrirse y no aplastarse. El alimento está en el interior y separar la corteza con movimientos precisos y sin ayudarse de manos o herramientas es todo un prodigio. Ya habrá visto a canarios y periquitos jugar con los bordes de sus picos incansablemente, semilla a semilla.
-Picos cortos. Los picos cortos de algunas aves nos recuerdan la lucha que se establece entre predadores y depredados en el mundo de los animales salvajes. Estos picos sirven para cazar, muchas veces al vuelo, a los insectos. Dependiendo de la longitud del pico podemos hablar de formas de caza diferentes, en el suelo, taladrando la tierra, en vuelo, para atrapar insectos grandes o más pequeños o, incluso, con el largo suficiente como para seccionar la caza después de abatirla.
No son los casos de los picos de canarios, o de periquitos, no; pero sí de mirlos, abubillas o pinzones. Fíjese en la tienda de animales la próxima vez que acuda a comprar piensos para sus aves, son de las mascotas más demandadas y la observación de sus picos nos ofrece una perspectiva en torno a su funcionalidad que es la que le estamos descubriendo. Sea observador en la tienda de animales y recuerde estas líneas.
-Picos filtrantes. Los vemos en animales salvajes que cazan en el borde del mar, marinos, de marismas, de pantanos o de estanques, ríos o lagos. Se trata de los picos de flamencos y espátulas, por poner dos ejemplos muy comunes, picos que tienen un diseño especial, aprovechan su forma para deslizar la lengua con la que ejercer presión sobre un brebaje retenido formado por agua y limo, por agua y tierra en suspensión, que, en cualquier caso, contiene su alimentación, pequeños insectos, crustáceos, gasterópodos que quedan dentro del pico una vez se ha filtrado toda el agua. Cuando el agua ha salido totalmente, lo que queda es la comida. El resto, tragar.
-Picos pescadores. Ya que hablamos del mar y de zonas costeras, imagine los picos de cormoranes, de garzas y garcetas, picos alargados pensados para ser utilizados como estiletes, para sujetar como pinzas después de una carrera de vuelo, una caída sobre la superficie del mar y una entrada en el agua. Picos fuertes, largos, algunos curvos, de colores llamativos en ciertos casos, como los de la gaviotas.
-Picos punzantes. Son los típicos de los animales salvajes alados de las marismas, curvos en algunas ocasiones, llenos de terminaciones nerviosas, que son parte de una sensibilidad necesaria para cazar los animales diminutos que viven en el limo y en la arena intermareales. Ni de lejos se parecen a los picos de los canarios o de los periquitos, son los que llevan frente a su boca los vuelvepiedras, los chorlitejos, los ostreros o las avocetas que también los usan para dar buena cuenta de ranas y sapos.
-Picos cortos y fuertes en el mar. Se trata de picos que sí se parecen a los de canarios y periquitos, por lo cortos y fuertes, pero que tienen la función de romper crustáceos haciendo palanca. En el mejor de los casos, tienen un empleo más acomodado cuando se usan para extraer ramoneando las algas instaladas sobre las piedras de la orilla ¿Picos característicos? Los de los correlimos.
-Picos para comer sobre el agua ¿Comer sobre el agua? Sí, como lo hacen los patos. Fíjese en la forma de los apéndices bucales de las anátidas y tendrá una descripción ajustada de los picos a los que nos referimos.
-Picos madereros. En realidad, picos para trabajar la madera. Sí, seguro que ya lo sabe, el prototípico, efectivamente, el del pájaro carpintero, duro, afilado, también como un estilete que viene acompañado por algunas características de la anatomía de estas aves que son muy curiosas.
Los pájaros carpinteros mantienen un fluido alrededor del cerebro, entre el cráneo y el cerebro, para evitar que el repiqueteo de los golpes les afecten seriamente. Al mismo tiempo, tienen los huesos del cráneo agujereados con la finalidad de disipar las vibraciones y el efecto de los golpes de cada tocada de pico sobre la madera. Todo, para una cabeza que es un auténtico martillo y que percute y repercute sobre diferentes calidades y consistencias de madera durante años.

Si le gustan las aves, este recorrido por la forma y utilidades de los picos de los animales salvajes alados seguro que le habrá resultado sugerente. Más que labios, armas, herramientas, dispositivos adaptados a un estilo de vida y a una alimentación. Ya lo sabe.

Anuncios