Los seres vivos presentan cualidades sensoriales que resultan las más favorables para su supervivencia y su éxito como especie en el ecosistema en el que viven de forma natural.

Patrocina MascotaSana: Productos naturales para hurones sanos

Los hámster al ser miopes, necesitan de sus bigotes para poder detectar lo que ocurre cerca de ellos

Los hámster al ser miopes, necesitan de sus bigotes para poder detectar lo que ocurre cerca de ellos

Cuando comparamos el nivel de percepción de un animal con el nuestro tendemos a categorizarlo, a clasificarlo, a colocarlo por encima o por debajo de lo que hacemos nosotros con la vista, el oído, el tacto, el olfato o el gusto. Así, al perro le damos un diez en cuanto al desempeño de su olfato, pero a un mosquito lo suspendemos porque es sordo. Sí, los mosquitos son sordos como tapias.
De todo esto podemos deducir que el desarrollo de los sentidos en los animales es el adecuado para su entorno, en su medida, el mejor. Por eso, no nos ha de extrañar cómo ven los hamsters y los hurones. Simplemente, ven como tienen que ver. Explicamos el cómo y el porqué de la visión de estas mascotas tan caseras.

Probablemente, le sorprendamos. Así, para empezar, los hamsters tienen una vista pobre, si la comparamos con la nuestra. Sí, como hemos comentado, siempre acabamos relacionando esa percepción animales con la nuestra, pero es también una manera práctica de aportarle un valor conocido a una capacidad física que no podemos compartir. Los hamsters ven hasta una determinada distancia, y podríamos decir que son miopes. Lo que está lejos lo ven bien, lo que tienen muy cerca no. Pero sus ojos saltones y la posición que ocupan en su rostro, la convierte en más periférica que la nuestra, en otras palabras, tienen un campo de visión más ancho.
Si el de los humanos, se acerca a los 160 grados, el de los hamsters roza los 180. Resultado, ven lo que se les viene encima, lo que está cerca y son capaces de advertir formas a un lado y a otro sin mover la cabeza, aunque vean el color, más bien como una especie de blanco y negro, en tonos desvaídos. Esta fórmula de visión es la mejor adaptación natural para un medio como en el que viven los hamsters, túneles oscuros y largos ¿Pero no es ese medio un campo inadecuado para unos ojos que ven con muletas? Un momento, aún no hemos terminado de completar el esquema.
La tabla de salvación para la vista cercana de los hamsters se llama vibrisa. Las vibrisas son sus bigotes, los mismos que les sirven para detectar los movimientos del aire a su alrededor. Eso, su excelente oído y su perfecto olfato, lo hacen el mejor adaptado para su lugar en el mundo. Vista aparte, claro. Esas vibrisas les permiten detectar su comida, encontrar los piensos, como muy bien podrán comentar por su experiencia personal cualquier encargado de una tienda animales donde acudamos a comprar la alimentación o hasta los suplementos de estas pequeñas mascotas.

¿Y cómo se mueve los hurones con su vista? ¿Ven igual, mejor o peor –en términos humanos- que los hamsters? Pues a los hurones les pasa otro tanto de lo mismo. Comparada su capacidad de visión con la nuestra, apenas aprueban. Es muy pobre y ven sólo algunos colores, los de la zona del espectro del rojo y el azul. Pero, éso es lo que se refiere para una visión diurna como la nuestra. Y es que en esa franja, su vista resulta mejor con poca luz, para la misma oscuridad de los túneles que son sus madrigueras como comentamos en el caso de los hamsters y para la noche. Su visión nocturna es contrastada y su visión diurna está llena de sombras, así podría resumirse cómo ven los hurones. La luz diurna, y mucho más la intensa, supone un flujo continuo de ondas que el sistema de visión de estos animales no está preparado para registrar.

Anuncios