Los roedores pueden ser una buena opción para acogerlos como mascotas en casa. Si está pensando en elegir una animal de compañía pequeño, fácil de criar, sopese las cualidades de los roedores.
En estas líneas, vamos a comentarle algunas de las ventajas más sobresalientes de cada una de las especies que podrá comprar sin ninguna dificultad en la tienda de animales más cercana a casa. Vamos allá.

Patrocina MascotaSana: Productos naturales para roedores sanos y bien alimentados.

¡Que mascota tán simpática!

Hablemos en primer lugar, por ejemplo, de ratones. Los ratones son mucho más fáciles de criar que otras variedades como los hamsters, sin ir más lejos, aunque tienen el inconveniente de que son más vivarachos, más movidos que prácticamente cualquiera de las variedades de hamsters que también podrá encontrar y comprar en una tienda de animales.

Los ratones son roedores que, en cualquier caso, se dejan querer, a su manera, por supuesto. Si se decide por estos roedores, y quiere comprar varios ejemplares, no elija machos, suelen ser muy competitivos. Con todo lo que ello supone.

Es demasiado frecuente que peleen entre ellos y le proporcionen un incordio extra y frecuentes quebraderos de cabeza. Lo mejor son las hembras, son más sociables, pueden formar grupos de ratones homogéneos y hacer vida en sus terrarios sin incomodar en casa.

Si tenemos que darle un consejo sobre la variedad de ratones más recomendable, piense por ejemplo en esos roedores albinos que resultan tan llamativos y que son muy frecuentes en los laboratorios experimentales como cobayas, seguro que ha tenido que verlos en algún momento.

En Estados Unidos o en Alemania, son muy populares y se dejan tratar por los niños. Su comida, la alimentación con piensos adaptados no son un problema.

También hay otras variedades de ratones, roedores, con un pelaje muy atractivo formando capas y tonalidades que son subespecies de roedores que pasan por ser vistosas y hasta elegantes y que también se llevan bien en casa. Hembras, por supuesto, ya le hemos comentado los motivos.

Si hablamos de roedores como mascotas, también habremos de referirnos a las ratas. Sí, como lo lee. Por supuesto que no nos referimos a esas de alcantarilla que tanto nos repugnan, se trata de diferentes variedades de roedores, ratas, aptas para ser criadas en cautividad y en contacto con los humanos.

Roedores que podrá encontrar y comprar en una tienda de animales algo más especializada, o encargar que se las traigan en esos mismos establecimientos comerciales, donde podrá comprar igualmente, éso sí, sus piensos, su comida, la alimentación que necesitan y hasta los suplementos que los ayudarán a mantenerse saludables.

Las variedades de ratas que puede comprar en una tienda de animales especializada en estas mascotas suelen ser mansas, criar bien y establecer hasta un vínculo con sus cuidadores, que, en el caso de los niños, es un regalo extra.

Las ratas son roedores que resultan también muy sociables, que pueden crecer en parejas en cautividad sin problemas e incluso del mismo sexo. Machos con machos que se acepten mutuamente. Lo cual, visto lo visto, con respecto a la interacción entre los sexos de los ratones, no deja de ser una ventaja que puede apreciar.

Sin embargo, también pueden haber peros con las ratas. Un inconveniente con estos roedores es que necesitarán algo más de atenciones y cuidados y le requerirán una jaula más grande que la que pueden necesitar los hamsters o os mismos ratones. Pero tampoco mucho más. Valórelo también.

Sin embargo, una de las ventajas evidentes de las ratas es la variabilidad de sus pelajes. Todo un mundo, se lo aseguramos. Si además, está pensando en la cría selectiva, valorando criar ajustándose a la selección genética, y en serio, puede convertir esa tarea en un entretenimiento muy motivante.

Un proceso largo que va desde el emparejamiento, al celo, a la cópula, pasando por la cría y por el desarrollo de las camadas con todo lo que conlleva de alimentación y de cuidados específicos. Vamos, para no aburrirse.

Los roedores son, visto así, una opción para tener muy en cuenta como mascotas en el hogar. Piénselo detenidamente, estudie sus opciones en una tienda de animales, déjese asesorar, y, sobre todo, disfrute de esos pequeños animalitos.

Anuncios